Blog

El coaching, una filosofia de vida

Coaching

En octubre del 2011 empecé a estudiar coaching y desde entonces mi vida no ha parado de cambiar, evolucionar, transformarse hacia lo que realmente quiero hacer, ser y sentir.

¿Qué me ha pasado? De algunos procesos soy consciente, otras aún no, ya que mi proceso de formación y búsqueda interior continúa. Poco a poco, a veces con más esfuerzo, a veces sin darme cuenta, he ido dejando atrás barreras que me impedían desarrollarme fluidamente para conseguir lo que en el fondo de mi corazón quería. Y paralelamente he ido adquiriendo herramientas, habilidades, que me han permitido actuar de otras maneras. He podido explorar nuevos caminos por donde nunca había pasado y descubrir nuevos paisajes mientras me descubría a mí misma.

Esto es lo coaching . Passajar por el bosque de siempre observando nuevas plantas, nuevos pájaros, nuevas personas que se nos habían cruzado y no habíamos tenido en cuenta y atreverse a explorar nuevos bosques, llanuras, montañas y por los más atrevidos … océanos.

Hasta qué punto cambiamos nosotros o cambia nuestra percepción? La percepción juega un papel muy importante. Cuando nos ponemos unas “gafas nuevas” para ver la realidad nuestra mirada desde otro punto de vista hace que “cambien” las cosas. En realidad el cambio más importante se encuentra en nuestro interior. La nueva mirada nos obra a una nueva percepción y la nueva percepción nos permite transformar nuestra actitud.

En qué ámbitos es aplicable esto? En todos. Sí hablamos de relaciones, la otra persona nota consciente o inconscientemente este cambio de actitud y se posiciona y actúa también de una nueva manera que nos evoca el desarrollo de cada uno de nosotras y de la relación. Pero si hablamos de trabajo, economía, ocio … el nuevo estado nos obra en múltiples oportunidades que hasta ese momento no veíamos, aunque tenerlas muy cerca.